sábado, abril 7

42. El engaño es antiguo: como no puedes hacerlo todo, luego no haces nada; como no puedes cambiar el mundo, no limpias la pocilga que te cobija; como todo está tan mal, no haces tú el bien a tu alcance. —Sigue quejándote: ¡eres parte del problema!

43. A fuerza de combatir las mil omisiones de cosas pequeñas importantes, al final, con la suma, vendrá lo grande.

44. La vida no se valora sumando las acciones buenas y restando las malas, ni contrapesando virtudes y defectos. —Un solo acto de soberbia destruye el alma, más aún si se creía segura en sus muchos méritos. —Una sola obra de amor y de humildad puede redimir una vida miserable, porque esa obra es divina: la impulsa una gracia invisible. —Nosotros no sabemos quiénes están predestinados.

3 comentarios:

J. dijo...

¿Cuál es el sentido de la numeración?.

Me gusta la foto nueva, tienes ojos amables.

J.

Cristóbal Orrego dijo...

Estimada J.: El sentido de la numeración es . . .: ¡mi ignorancia! Antes no sabía cómo numerarlos desde el inicio hasta el final, y ahora lo sé. Seguiré haciéndolo desde este punto en adelante. Gracias por el interés.

Alemama dijo...

No había regresado porque sé de parte de lo que traes entre manos: la columna en El Mercurio, clases, etc, etc, pero esta vez la pasada ha sido fructífera.

¿De lo bueno, poco es el lema? Ojalá que no, es muy buen sitio este :)

También me gusta la nueva foto. Se te ve más próximo, amable, como dijo J

Saludos, profesor