jueves, noviembre 2


1. Una circunstancia pequeña, si determina la intención, puede cambiar la naturaleza entera de un acto.

2. El Teólogo formuló el primer principio de la acción moral así: “el bien ha de ser hecho y proseguido y el mal ha de ser evitado”. —Después señaló algunos bienes que todos reconocen: la vida, el matrimonio y la familia, los amigos, conocer la verdad y especialmente la verdad sobre Dios . . . —De aquí se siguen los preceptos que Moisés recogió en los Diez Mandamientos. —Finalmente, sólo los sabios y prudentes saben cómo obrar en las situaciones difíciles. —Y el fin de la historia: los sabios y prudentes son muy pocos.

3. Nadie está obligado a lo imposible. Por eso, no es omisión, sino simple ausencia de acción, abstenerse de un acto contrario a las leyes físicas o morales. —Tan imposible es matar al inocente o mentir como tomar la luna con la mano.

12 comentarios:

Susy dijo...

La cuestión es que lo que unos tienen por bueno otros lo tienen por malo.
Mejor dejar a la conciencia que arbitre y respetar, respetar.

Olie dijo...

Estoy de acuerdo con Susy: hay que respetar la diversidad. En ese simple hecho demostramos tolerancia y cultura, cualidades que se han ido perdiendo ante el frenesí actual de imponer ideas y condiciones, cueste lo que cueste.
Saludos,

Cristóbal Orrego dijo...

Ni Susy ni Olie pueden evadir el problema de discernir el bien y el mal y, a pesar de respetar a quienes se equivoquen, trazar los límites de la tolerancia. Los pilotos del 11/9, los torturadores, los nazis y stalinistas, los violadores de niños, todos tienen sus opiniones y a ellos les parece bueno lo que hacen. Susy y Olie no les impondrán a ellos sus ideas, supongo: respetar, respetar.

Pensar, pensar.

"esta interesante esto" : dijo...

Estas "maximas -minimas" estan dificiles de entender por la cultura que precisan para ello y por el ambiente relativista que nos inunda.

Creo que ni Susy y Ollie le entendieron bien; de haberlo hecho, pienso, no lo se que estarian de acuerdo con Ud.

En resumen, no eran minimas estas maximas. Hay que madurarlas. Saludos por Alemania.

Das Gretchen dijo...

Qué bueno. Aunque la mona se vista de seda...
Pero... ¿qué quiere decir "Tan imposible es matar al inocente o mentir como tomar la luna con la mano." ¿Acaso Stalin no mató a inocentes? Algo se me escapa... ¿el tono irónico tal vez?

Das Gretchen dijo...

Je, claro. Ya, ya, sí, a veces soy un poco "cortita". Sorry...

Prismatico dijo...

Impresionante Perfol!!!

Cristóbal Orrego dijo...

Liebe das Gretchen,

Cuando escribo en el blog, suelo explicar poco, para dar mas fuerza a los argumentos (ahora no tengo tildes, perdona).

La idea es clasica en el derecho romano: hay dos tipos de imposibilidades, una fisica (lo imposible segun las leyes fisicas o logicas o metafisicas: en este sentido, no es imposible cometer los crimenes de Stalin, etc.) y otra es la imposibilidad "moral" (lo contrario a las leyes morales: en este sentido, la persona honesta excluye de su deliberacion los medios inmorales tal como excluiria los fisicamente imposibles . . ., lo cual da una idea de lo dificil que es ser honestos). Cordialmente,

C

Anónimo dijo...

pero es que tienen razón, tanto olie como susy. es que es bueno respetar. yo respetando también puedo oponerme a algo o alguien. pero no tengo que juzgarlo y decirle eres el peor ser humano que has pisado la tierra, eres un asesino, un violador. yo no puedo juzgar en el sentido moral a nadie. eso es estéril. sólo dios puede, porque él Conoce. yo puedo decir lo que quiera, pero será sólo demostración de mi ignorancia juzgar en el sentido moral. ¿que legalmente pueda juzgar? perfecto. pero alguien que haya tenido una sola experiencia siquiera de experimentar la Verdad, jamás juzgaría a nadie desde el punto de vista moral. he ahí un verdadero imposible.

Anónimo dijo...

hay ciertos principios que, independiente de la cultura que se tenga, no cambian. A partir de estos nace el derecho y con el la necesidad por juzgar los actos ¿y esque acaso el derecho positivo no necesita del derecho natural?. La moralidad del acto no la podemos juzgar de manera directa, pero al juzgar su resultado, con el derecho legal, dejamos ver que hay actos buenos y justos por naturaleza contra los que no se debe actuar.
Olie, ¿no crees tu que lo que se ha perdido en el tiempo es el verdadero sentido de la palabra "tolerar"?
Susy: cuidado, no vaya a ser que tanto respeto se transforme en vicio.
Juanito, niño de 1º basico,llega a su casa y le pregunta a su madre, Andrea, si puede ir a la casa de su compañero Nicolas.
-como se llama el papa de tu amigo, juanito?-pregunta la madre
-Miguel, mama
-Y la mama?
-Roberto.

Toleremos todas las costumbres?
Saludos profesor

Anónimo dijo...

cuál es el "verdadero" sentido de la palabra tolerar?

Aníbal dijo...

respetar la diversidad... en temas que son legitimamente rebatibles sí. En los otros respetarla también, pero siempre estar seguro que uno tiene la verdad. Eso de respetar la conciencia no es absoluto: la conciencia no es autónoma , es heterónoma, lo que quiere decir que tiene principios comunes para todos. En caso contrario yo justifico la entrega de la píldora por una cuestión de conciencia, lo que que es absolutamente refutable. La propia conciencia no justifica si un acto moral es bueno o malo.