sábado, septiembre 2

Acciones y omisiones



1. Al final del día, todos tienen una intención recta. Por eso dice el refrán popular que el infierno está empedrado con buenas intenciones: las que se usan para justificar lo injustificable y las que se quedan en perezosas omisiones.

2. Si has hecho lo que estaba en tu mano, quédate tranquilo. —Pero, ante el mal que campea en el mundo, ¿puede alguien creer que ha hecho todo lo posible?

3. Las acciones se diversifican por sus propósitos. Quien no sabe lo que quiere ignora lo que hace.

4. Frecuentemente actúas a tontas y a locas porque no sabes lo que quieres. —Y no sabes lo que quieres porque nadie te ha enseñado a querer. —Sí: a querer se aprende.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Qué gusto ser la primera! jejeje

bai dijo...

Pues mira que ando yo por ahí, en esa línea de aprender qué quiero. Se me hizo un poco tarde entreteniéndome y aprendiendo por el camino. Es cierto que hay quien va mucho más rápido que yo, pero mientras hay vida, hay esperanza, decía mi abuela... Y yo la creo.

Estimulante tu blog.

Anónimo dijo...

me gusto tu blog puedo enlazarlo desde mi sitio? financial help
nursing scholarships

Anónimo dijo...

Hola, muy interesante el post, saludos desde Chile!

Anónimo dijo...

Gracias por este magnífico post. Admirando el tiempo y el esfuerzo que puso en su blog y la información detallada que usted ofrece.