jueves, julio 6


1. Al amor y a los amigos no hay que pedirles la felicidad: ésa es la mejor manera de perder el amor, los amigos y la felicidad.

2. La felicidad se encuentra en el amor y en la amistad . . . sólo al comienzo, como un engaño divino. Después, el amor y la amistad o están por encima del deseo de ser feliz o son falsos y mueren.

3. “Yo no sé si soy feliz contigo; no me lo pregunto: ¡no me lo preguntes!” —decía un enamorado de verdad—. Y añadía: “Yo te quiero simplemente a ti”.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

tatán.....

bai dijo...

Absoluto.

La felicidad se la inventa cada uno, cada día.